Sistemas Antialgas tratamiento del agua

Equipo Anti Algas

Equipo para la eliminación de algas y microorganismos en embalses de riego. Equipo anti algas electrónico que funciona con ultrasonidos, alimentado con energía eléctrica a 220 V. O con instalación de energía solar(su consumo es mínimo). El equipo para control de algas puede instalarse en la caseta de mando de los cabezales de riego, junto al embalse. Cumple con las normativas vigentes y es altamente respetuoso con el medio ambiente.

La sonda transmisora, por medio de un flotador, se mantiene sumergida a unos 10 cm. por debajo de la superficie del agua, esparciendo las ondas ultrasónicas a toda la masa y cubriendo una distancia radial de unos 400 m. aproximadamente.

tarifa limpiezas de plantas de estanques
novedades en sistemas de limpieza de estanques

Ventajas del sistema anti algas

  • Su instalación es sencilla y no requiere mantenimiento
  • Supone un bajo consumo y no produce residuos de ningún tipo
  • Impide que pueda haber obstrucciones en los sistemas de riego
  • Evita el uso de productos químicos que son agresivos para el medio ambiente y la salud.

Obstrucción del riego por algas

El tratamiento del agua estancada en embalses o depósitos trata de prevenir o combatir las obstrucciones causadas en el riego por: algas, bacterias o precipitados químicos.

La cloración es un tratamiento químico que descompone la materia orgánica, mientras que la acidificación disuelve las materias sólidas formadas (precipitados químicos).

Imagen Real

antialgas valencia

Al realizar los tratamientos químicos, debe eliminarse la corriente de reflujo en dirección contraria, que puede provocar la contaminación de tuberías, pozos o depósitos de agua potable. Esa corriente que puede generarse por efecto sifón o contrapresión se elimina incorporando en el sistema una válvula de retención.

Eliminar las algas en embalses y depósitos de agua
El agua de riego suele almacenarse en embalses y depósitos al aire libre. Esta agua estancada es un medio ideal para la aparición de algas, ydeben eliminarse ya que obstruyen inevitablemente los emisores, filtros y reguladores de presión.

¿Cómo eliminar las algas? El tratamiento más efectivo es la aplicación de sulfato de cobre en el agua, (el intervalo de la dosis entre 0,05 y 2 g/m3, según el tipo de alga). Aplicando 2 g/m3 se previene el desarrollo de cualquier clase de alga, y si ya están desarrolladas, la dosis a aplicar debe ser de entre 4 y 5 g/m3.

Si la instalación utiliza tuberías de aluminio no es recomendable el uso de sulfato de cobre, hay tratamientos alternativos un poco más caros como los quelatos de cobre, u otros alguicidas, siempre que no sean tóxicos para el cultivo.

La razón más común de las obstrucciones, es la proliferación de microorganismos (bacterias) en el interior de las tuberías de la instalación. Hay tres factores que favorecen su aparición: la temperatura, la calidad del agua, y la transparencia de los materiales de la tubería (en las tuberías transparentes se desarrollan algas filamentosas). Por ello, las tuberías deben enterrarse y ser opacas de color oscuro para evitar el paso de la luz.

Las bacterias se alimentan de las algas muertas que atraviesan los filtros y de iones (hierro, manganeso y sulfuro) contenidos en el agua. Oxidan las formas solubles y las convierten en insolubles. Los precipitados químicos que forman se unen a los cuerpos de las bacterias formando una masa gelatinosa que se adhiere a las conducciones, a los reguladores de presión y a los emisores de riego.

Los sedimentos de hierro son de color ocre, y aparecen a partir de una concentración de 0,1 ppm. El riesgo es mayor cuando sobrepasa 0,4 ppm y el pH está entre 7 y 8. Los sedimentos de manganeso (menos habituales) son de color oscuro. Presentan problemas a partir de una concentración de 0,2 ppm, y se agrava cuando sobrepasa 0,4 ppm. El sedimento de la mezcla de hierro y manganeso es de color marrón. La concentración de sulfuro empieza a ser problemática en el agua de riego a partir de 0,1 ppm.
antialgas valencia

Cloración

El tratamiento más eficaz y económico para destruir las algas y bacterias (la materia orgánica en general) es la cloración: incorporar hipoclorito sódico (fácil de manejar pero más caro) o cloro gaseoso (muy peligroso y que requiere de personal especializado para su aplicación) en el agua de riego. En instalaciones pequeñas suele emplearse hipoclorito, y en instalaciones grandes, cloro gaseoso.
Para matar los microorganismos de manera efectiva hace falta un tiempo de contacto de 30-60 minutos. Los tratamientos preventivos se aplican al final del riego, dejando el agua tratada en las tuberías hasta el próximo riego. El procedimiento es más efectivo con pH bajo (entre 5 y 6) y temperatura alta.
Existe un sistema alternativo sobre el que ya hablamos, para eliminar algas en embalses de agua con ondas magnéticas. Este sistema se instala fácilmente en el depósito o embalse, y emite ondas electromagnéticas con la finalidad de que el agua absorba mejor el oxígeno.

Aquadea participó en SMAGUA 2016

Aquadea CNA presentó su novedoso sistema de eliminción de algas en Smagua 2016 podeis consultar la lista de asistentes aqui.

Anti Algas Aquadea

sistema para estanques

Contacta con Aquadea

Contacta con nosotros

902 92 90 98 - 695196382

Nuestro horario de atención telefónica:

9:00h. a 14:00h. y de 16:30h. a 20:00h. L-X

Viernes hasta las 19:00h

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies